Asociación Cultural Peña El Perol

Martes, 27 Febrero 2024

Martes, 27 Febrero 2024
Menú Principal
Inicio
Saludos del Presidente
Un poco de historia
Actividades
Blog
Foro El Perol
Enlaces
Contactar
Buscar
Calendario
Acceso a Socios
Menu Socios
Rutas de Senderismo

logo-ruta-senderista-familiar1

Siguenos en FACEBOOK

facebook.jpg

Logo_25_aniversario_El_Perol_trans

(24/11/1991 - 24/11/2016)

CUATRO COSAS PARA HACER EN ...CARMONA PDF Imprimir E-mail
Domingo, 13 de Septiembre de 2009 21:02

GONTZAL LARGO, ES UN PERIODISTA DONOSTIARRA QUE HACE POCAS FECHAS ESTUVO EN CARMONA Y ESCRIBIA DE NUESTRO PUEBLO ESTO EN EL DIARIO VASCO;

CUATRO COSAS PARA HACER EN... CARMONA

La de las siete torres, la de la necrópolis

La sevillana Carmona es tan importante por aquellas torres que muestra como por las tumbas que, una vez, permanecieron ocultas. Además, se puede tapear.

28.08.09 -
1. En la ciudad de los vivos&hellip Ya al contemplar el alcázar de la puerta de Sevilla, Carmona (Tfno. 954 190 955 o www.turismo.carmona.org) promete mucho. Semejante guirigay de estilos arquitectónicos sólo es posible en una ciudad que ha pasado por tropecientas manos: de hecho, en este monumento hay piedras que fueron colocadas en el siglo VIII&hellip antes de Cristo. Una vez se accede a lo más alto de la construcción y se contemplan las siete torres que despuntan en el horizonte, uno puede sufrir un achaque del famoso síndrome Stendhal, causado por la sobredosis de belleza artística. ¿El remedio? Alojarse en el Rincón de las Descalzas (Tfno. 954 191 172 o www.elrincondelasdescalzas.com), un palacete que cuenta con un laberinto de preciosos patios y jardines. En el citado alcázar se ubican además, las oficinas principales de la Oficina de Turismo.
2. ...y en la de los muertos. Carmona se jacta, y con mucha razón, de poseer una de las necrópolis romanas más importantes de Europa. No es una exageración: los terrenos de tierra rojiza situados en las afueras de la villa esconden una gigantesca urbe mortuoria en la que se han encontrado hasta restos tartésicos del siglo VII a.C. El lugar es fascinante para ser pateado con calma, descendiendo a las tumbas, admirando el culto a los muertos que profesaban los romanos o deleitándose ante la colosal tumba de Servilia. El complemento ideal a todo lo que se puede ver sobre el terreno es el Museo de la Ciudad (Tfno. 954 140 128 o www.museociudad.carmona.org). Por cierto, uno de los arqueólogos que trabajó en la necrópolis fue George Bonsor, un anglo-francés que, a principios del siglo XX, se instaló en Carmona. Entre excavación y excavación deglutía una torta dulce que elaboraban en una de las pastelerías de la localidad. Ello propició que en el obrador la bautizaran como la Torta del Inglés, que es como hoy se le conoce a esta sencilla pieza de repostería, tipiquísima en Carmona.
3. De taberna en taberna. El arte, lo hemos visto, está en las iglesias, yacimientos y calles, pero también en los bares. Cuando esto último ocurre, se llama tapeo. En Carmona hay mucho artista de este tipo y se concentra en la plaza de de Abastos, el sitio ideal para calentar motores. Allí pace La Paella que es famosa por una ídem deliciosa o el bacalao con tomate. En el otro extremo está An Cá Carmela, en el que hay que catar su lomo de atún al oloroso; o el Santa Catalina &ndashen el número 3&ndash con gran variedad de croquetas. Desde este foro, pasamos a otro, al de San Fernando, gobernado por el bar Plaza en el que preparan suculentas espinacas. ¿La puntilla? Ésta se puede dar a lo largo de la calle Prim: saltado desde el Goya &ndashimprescindibles sus albóndigas de ternera&ndash hasta El Arco &ndashpresa ibérica con mojó picón canario&ndash, pasando por El Tempranillo &ndashla cazuelita del pescador&ndash y El Tapeo, destacando sus berenjenas con salmorejo. Quien quiera gozar de silla, mesa y mantel, en la Taberna El Zahorí (Costanilla del Pozo Nuevo s/n. Tfno. 95 419 01 05) encontrará lo que busca: cocina típica en cazuelitas y raciones.
4. Animales de piedra. Fiel a la moda gótica, la iglesia prioral de Santa María se cubrió de gárgolas en el siglo XVI. Colgaban de muros, repisas y aleros pero el paso del tiempo hizo mella en ellas y hubo que intervenir. Hace diez años, dos de las antiguas fueron restauradas y cuatro nuevas fueron añadidas, lo que explica la presencia de un perro (¡) en la esquina con la calle San Ildefonso. Se trata de Pepe Chamorro un can vagabundo que, durante años, paseó por las calles de Carmona tras el afecto de los transeúntes. A su muerte, el bicho se ganó el cielo y, también, un lugar privilegiado en el exterior del templo. Santa María, por su parte, nació marcada por la influencia de catedral de Sevilla, de ahí que también cuente un Patio de los Naranjos.
 

Escribir un comentario

Deja aqui tu comentario, de forma educada y utilizando un lenguaje adecuado, gracias.


Código de seguridad
Refescar

© 2024 Asociación Cultural Peña El Perol